En el ascensor - Orlando Van Bredam

Mientras bajan, él imagina lo que haría con ella si ella quisiera. Ella se imagina lo que él imagina y lo mira. Él ve con los ojos de ella lo que ha imaginado y se llena de vergüenza. Ella se lamenta, otra vez, la eterna indecisión de ambos. 


Eros y Afrodita en la Minificción. Compiladora: Dina Grijalva. Ficticia Editorial, México, 2016

Orlando Van Bredam, página Wikipedia, acá


Apocalipse now - Piero De Vicari

En realidad a Dios le demandó sólo un día crear el universo. Los otros cinco fueron para remendar errores en la materia de lo visible e invisible. Al séptimo día quiso descansar y se durmió con la idea de recrear su obra, deshaciéndola y rehaciéndola de un modo, digamos, más perfecto. Acaba de despertar. 

Piero De Vicari, Simbiosis de la guillotina, El español de Shakespeare Editorial, Santiago de Chile, Chile, 2017

Piero De Vicari, bitácora literaria Acá



La gotera – Marti Lelis


Una gota. Cae una gota en la sala. Llueve. Oigo que cae en la cubeta cada vez más llena. Tengo un último cigarro, y uno, quizás dos cerillos en el buró. Los de la compañía cortaron la luz y ya está oscureciendo. Sigo tumbado en la cama, oyendo caer las gotas. He prendido el cigarro; el último cigarro que se va consumiendo mientras cae la noche. En cada chupada veo mi mano bajo el fulgor naranja de la brasa. Ya deben ser las ocho. Seguro ya son las ocho, pues llaman a la puerta; cada vez más fuerte golpean, resoplan, insultan. La espera ha terminado. No me muevo. Es mi último cigarro. Vienen por los muebles. Eso. Seguro que vienen por los muebles.

De la revista digital INTERACIONAL MICROCUENTISTA



Escritor mexicano radicado en Tlaxcala, México.
Estudió Ingeniería Geológica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es Licenciado en Literatura Hispanoamericana por la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), donde actualmente realiza actividades docentes en Literatura.
Ha sido antologado en libros como Cien fictimínimos (Ficticia, 2012); Alebrije de palabras (BUAP, 2013); Cuentos pequeños, grandes lectores (Cofradía de coyotes, 2014); Cortocircuito (BUAP, 2018). A propósito de San Juan y otras miniaturas (ITC, 2016) es su primer libro.
En 2015 fue ganador del “Premio Estatal de Cuento Beatriz Espejo 2015” del estado de Tlaxcala (México) por la obra A propósito de San Juan y otras miniaturas.

En 2016 obtuvo el “Premio Estatal de Poesía Dolores Castro 2016”, del estado de Tlaxcala (México), por la obra Salvar caracoles con palabras.





Los vagos - Agustín Cadena


Los vagos habitan en todos los rumbos de la ciudad, numerosos como las ratas. Son alegres y salvajes, dionisiacos, indomables, cambiantes como la luna. Cierto que pueden traer desgracias como incendios, anarquía, malos ejemplos o estallidos sociales, incluso granizo y peste, pero jamás son malignos, aunque los ciudadanos se hayan empeñado en presentarlos así. En general, viven demasiado ocupados en sus cosas: eso que la gente llama “no hacer nada bueno”.
Los vagos sienten mucho y no sienten nada. Y creen en todo y no creen en nada. No van a la iglesia ni luchan por la patria ni apuestan al futuro. Su lealtad es feroz y su venganza es terrible, aunque esto no quita que sean vulnerables. De hecho parecen tan vulnerables que con frecuencia son el blanco favorito de la sociedad; los buenos ciudadanos se desahogan con ellos de sus frustraciones, sus miedos, su impotencia ante la desintegración de sus valores.
Los vagos pueden brotar en cualquier sitio, de repente, sin que sea posible olvidar el brillo de sus ojos. Juegan con naipes y con cuchillos, escalan muros y violan cerraduras, envían a los muertos en contra de los vivos. Pero también protegen a los gatos y a los perros callejeros, cuidan a los niños, consuelan a los borrachos. Sin embargo, muy a menudo se sienten solos. Entonces se agencian amantes y se enamoran locamente, como quien camina en una cuerda sin red de protección. Los vagos ronronean como gatos cuando están enamorados, pero sus amores duran poco. Cuando terminan, se echan a la espalda su mochila y se van. Tarde o temprano, los vagos se marchan. Siempre se marchan. Por eso a veces los vemos solos, pensativos, fumando duramente en alguna banca solitaria.

De su bitácora Las letras son alas

Agustín Cadena Detalle del autor en la Enciclopedia de Literatura Mexicana acá



Pares - Ricardo Robles


Cordón umbilical y tijeras, nalgada y chillido, biberón y pañales, besos y mimos, bautizo y medalla guadalupana, balbuceos y primeros pasos, control de esfínteres y cochecito de carreras; televisión y videojuegos, escuela y compañeros, soldaditos y bicicleta, pelota y clases de karate ; acné y primer beso, copas y fiestas, discusiones y pleitos, ideología y manifestaciones, rock y música de protesta, estudios universitarios y novias ocasionales, ortodoxia y graduación; relación formal y amor, anillo de compromiso y luna de miel, oficina y salario, bebé y responsabilidades, trabajo y problemas, rutina y tedio, distanciamiento de la esposa e insatisfacción; rubia joven y hotel, disfrutes y reencuentros, amante y lugares caros, tarjetas de crédito y deudas, ausencias de casa y complicaciones financieras, fraude y dinero fácil, concubina y viajes; demanda y divorcio, últimos pesos y rompimiento con la amante; auditoría y despido, cárcel y depresión, soledad y remordimientos, intento de suicidio y arma defectuosa, otra pistola y balas, estallido y oscuridad, levitación y túnel, ataúd y epitafio, calor y azufre.

Tomado de la página digital
 La página de los cuentos


Ricardo A. Robles Cruz es Lic. En Derecho y tiene estudios en Economía, Administración de Empresas y Psicología. Ha publicado cuentos y minificciones en los periódicos “El Universal, la Jornada, Reforma y Extra de la Laguna”. Algunos de sus libros son “Cien Fictimínimos (antología), editorial Ficticia, Cuentos pequeños, grandes lectores (antología) editorial Cofradía de coyotes, Madrugada en Jazz (novela) editorial Holos Art, Armonías de agua (minificciones) editorial Holos Art, Multiverso (novela) editorial Holos Art, Escritor disruptivo (ensayo) editorial Holos Art, Complejidades del pensamiento (ensayo) editorial Holos Art. 


Expatriados – Manuel Mejía Vallejo


Estaba recordando lo mejor de su vida, organizando su pasado, cuando murió.
Como ya venían cerca, los recuerdos se desorientaron. Los vimos removerse ávidos, en busca de su dueño.
Todos tratamos de reconocerlos. Fuimos acercando algunos, que se deformaron según iban acomodándose en nuestro pasado, o en nuestro futuro, o en intermitentes olvidos.
—Este recuerdo podría ser mío.
Algunos sin embargo, no hallaron identificación, no hallaron refugio: cuando se perdían entre su propia niebla, creíamos oír llantos lejanísimos.
Entonces supimos lo que es la soledad.

Manuel Mejía Vallejo, Las noches de la vigilia, Editorial EAFIT, Medellín, 2013

Manuel Mejía Vallejo, biografía, acá





















Agradezco al escritor y catedrático Guillermo Bustamente Zamudio quien me facilitó el libro 
 Las noches de la vigilia

La dicha de vivir - Leopoldo Lugones

Poco antes de la oración del huerto, un hombre tristísimo que había ido a ver a Jesús, conversaba con Felipe, mientras concluía de orar el Maestro.
—Yo soy el resucitado de Naim —dijo el hombre—. Antes de mi muerte, me regocijaba con el vino, holgaba con las mujeres, festejaba con mis amigos, prodigaba joyas y me recreaba en la música. Hijo único, la fortuna de mi madre viuda era mía tan solo. Ahora nada de eso puedo; mi vida es un páramo. ¿A qué debo atribuirlo?
—Es que cuando el Maestro resucita a alguno, asume todos sus pecados —respondió el apóstol—. Es como si aquel volviera a nacer en la pureza del párvulo...
—Así lo creía y por eso vengo.
—¿Qué podrías pedirle, habiéndote devuelto la vida?
—Que me devuelva mis pecados —suspiró el hombre.


Leopoldo Lugones (Villa de María del Río Seco, Córdoba, 13 de junio de 1874 - Tigre, Buenos Aires, 18 de febrero de 1938) fue un poeta, ensayista, periodista y político argentino
Breve biografía  acá



Y me disparó - Alexandr Zchymczyk

Los cigarros son balas
de salva en nuestra ruleta rusa

Ya estaba  amaneciendo cuando terminé de escribir mi novela. El final era tal vez un poco apresurado, pero ya la revisaría después. Dejé a un lado la pluma y me dispuse a cerrar el manuscrito. Pero algo opuso resistencia. Emergiendo de la obra, el villano asesinado en las últimas páginas se abalanzó sobre mí. Sentí el cañón de su revólver sobre mi frente, luego gritó: ¡A quién le importa la realidad!  


Alexandr Zchymczyk, Descendencia imaginaria, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Dirección de Fomento Editorial, Puebla, México, 2014

Alexandr Zchymczyk (Puebla, 1983) participó en el proyecto "Almuerzo desnudo" y colaboró en diversas publicaciones durante su estancia en el Colegio de Linguística y Literatura Hispánicas , donde cursaba estudios en letras, mismos que abandonó para trasladarse al estado de Chiapas para trabajar como maestro rural con niños de nivel preescolar, primaria y secundaria. Sus ejercicios en el cuento y la poesía han sido editados de manera independiente y circulan de mano en mano; fracciones de su obra pueden encontrarse en algunas páginas web como La Antología Virtual de Minificción Mexicana. Actualmente trabaja para el TFJFA y prepara, en colaboración con su esposa, su más importante obra, escrita en códigos genéticos.








Visión - Yuri Soria-Galvarro

Duerme acunado por la fogata. Sueña que con el futuro, ve este fértil valle cubierto de piedra. Multitudes caminan apresuradamente sin mirar a sus hermanos, respirando un aire enrarecido y venenoso, como cuando despierta el Pillán en los volcanes. Viajan por túneles bajo tierra, recorriendo el paisaje a velocidades vertiginosas.
Mañana despertará extenuado por la pesadilla y arreará el rebaño de guanacos, como sus ancestros lo han hecho por siglos cada verano. Verá por primera vez a los conquistadores y este mal sueño será el presagio de una pesadilla que recién comienza.

Arden Andes. Microficciones argentinochilenas Edición Sandra Bianchi. Prólogo, Sandra Bianchi. Macedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2010

Yuri Soria-Galvarro nació en Cochabamba, Bolivia (1968) y vive en Puerto Mont, Chile. Ha publicado los libros de cuentos: La Frontera (El Kultrún, 2001), Crónicas de viaje (2002), y Mar interior  (2006, edición de El Kultrún para Chile, Plural en Bolivia y Ficticia en México). Sus cuentos han sido publicados en revistas literarias y en antologías en Chile y en el extranjero, donde destaca Después del 11 de septiembre, Narrativa Chilena Contemporánea, antología realizada por Poli Délamo (Ficticia, 2003, México y Ediciones Desde la Gente, 2003, Argentina; Para seguir creciendo (2006) del Ministerio de Educación Argentino, compilada por Mempo Giardinelli; El tesoro del pirata y otros cuentos (Alfaguara, Bolivia, 2003); y Mi nombre en el Google y otros cuentos (Alfaguara, Chile, 2005). Ha sido finalista de los concursos de cuento Franz Tamayo de La Paz Bolivia y la revista Paula en Chile. La microficción "Visión " fue publicada en Mar interior




Mapa de trenzas - Ana María Paruolo

Se había enterado que las esclavas negras en la isla de color esmeralda trenzaban el mapa de su secuestro en las cabezas de cada una, sólo para no olvidar el camino de vuelta. Sin embargo, habían decidido quedarse en la isla por generaciones y aunque se fueran, siempre debían volver.
Era ese el lugar que habían elegido para ser.

Escritos entre mate y mate. Antología de microrrelatistas argentinas. Compilación y prólogo: Claudia Cortalezzi. Editorial Micrópolis, Lima, Perú, 2017 

ANA MARIA PARUOLO  (Buenos Aires, 1951). Escritora, Licenciada en Letras y docente del CBC, UBA. Ha participado en congresos y jornadas  literarias nacionales e internacionales. Algunas de sus publicaciones colectivas: Cuadrivio cuentos (1997); ¡Basta! Cien mujeres contra la violencia de género (2013);  Zelarayán (2015); Fundamentos de lenguaje y comunicación  (2016). En forma individual: De mayor a menor (2013).




Sensación - Nelson Osorio Marín

Antes del adiós, tenía el mismo lenguaje de una casa deshabitada, su mirada patética, sus puertas entrecerradas pero infranqueables, por eso en tus ojos me vi condenado a permanecer encerrado afuera, al borde de la locura.


Nana Rodríguez Romero. Elementos para una teoría del minicuento. Universidad Pedagójica y Tecnológica de Colombia, Tunja, 2007



OSORIO MARÍN, NELSON (Calarcá, Quindío, 1941; Bogotá, 1997). Estudió derecho y sociología. «Era tan amplio su talento y tan varia la invención de su ingenio, que hizo historia en la publicidad», dice su colega Jotamario. Prestaba, al morir, sus servicios a una programadora de televisión.
Libros: |Cada hombre es un camino (1963); |Algo rompe la mentira (1968); |Al pie de las letras (1976).

María Mercedes Carranza dice en el |Manual de literatura colombiana de Círculo de Lectores (1988): «Muy cercano a la sensibilidad de los nadaístas, Osorio incorpora a su poesía los elementos de los mass-media: el texto del periódico, letras de tangos y boleros, los mitos del cine, y utiliza un lenguaje prosaico. Hace poesía de tema político y canciones al estilo de las que se conocen como canción-protesta. Los mitos adolescentes de una clase media baja que se nutre en las fuentes de la cultura de masas como única alternativa de creación, sus personajes, su lenguaje, son los temas de la poesía de Osorio, la cual tiene el valor de recrear un mundo netamente colombiano y de crear para él una época que lo representa».

Biografía tomada de la página: Biblioteca virtual Luis Ángel Arango







Utopía - Alejandro Badillo

Comenzó con una errata en el periódico, después todos pronunciaron mal las palabras, más tarde un país entero perdió el habla y comenzó a gruñir.  El contagio se extendió y el mundo fue un caos pero, al menos, los gruñidos eran sinceros y nadie pudo engañar a nadie.

ALEJANDRO BADILLO, Crónicas de Liliput, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Colección Ficción Exprés, Director Fernando Sánchez Clelo, Puebla, México, 2017.


Alejandro Badillo (Ciudad de México, 1977) es autor de los libros de cuento Ella sigue dormida (Tierra Adentro), La herrumbre y las huellas (EEyC), Vidas volátiles (BUAP), Tolvaneras (SC Puebla), El clan de los estetas (Universidad Veracruzana, Premio Nacional de Narrativa Mariano Azuela), y las novelas La mujer de los macacos (Libros Magenta), y Por una cabeza (Premio Nacional de Novela Breve Amado Nervo).

Para más información, click acá


Niebla - Fernando León de Aranoa


Alrededor de Lorena había niebla, a lo mejor por eso resultaba tan sencillo perderse junto a ella. Una niebla azul, que le seguía adonde iba, y provocaba a su alrededor tropezones y accidentes, atropellos mortales, insospechados despistes.
Desde muy pequeña el aire se condensaba sin remedio en torno a ella. Sobre su cuna se formaba una ligera neblina que impedía a sus padres verla con claridad. Por ese motivo, las visitas nunca acertaron a decir si se parecía más a él o a ella.
Alrededor de Lorena había niebla como alrededor de otras mujeres hay viento, brisa o lluvia. Sólo a la carrera, bajo un paraguas, se puede llegar hasta ellas.


Tomado del muro de la página de Facebook del escritor RUBÉN GARCÍA GARCÍA

FERNANDO LEÓN DE ARANOA. página en Wikipedia  acá


Kamasutra - Carmen de la Rosa

Después de que la mujer elástica y el hombre forzudo hubieran practicado por primera vez acrobáticas posturas amorosas, en su roulotte, a la hora de la siesta, él, tierno y solícito, vuelve a encajarle a ella los húmeros en las escápulas, los fémures en los acetábulos, los radios en los escafoides. Ninguno de los dos ha disfrutado tanto nunca.


Eros y Afrodita en la Minificción. Antóloga: Dina Grijalva. Ficticia Editorial, México, 2016


Carmen de la Rosa, Santa Cruz de Tenerife.
Sus relatos y microrrelatos aparecen en Entre humo y cuentos”, “Todo vuela“, Acordeón”, las antologías: “Somos Solidarios”, “99 crímenes cotidianos”, “Primavera de microrrelatos indignados”, “Ellas”, “Eros y Afrodita en la minificción” “Perdone que no me calle”; la revista Fahrenheit XXI, los blogs: Antología Mundial de Minificción, Químicamente Impuro, La cazadora de relatos, Máquina de coser palabras, Brevilla, Internacional microcuentista y Lectures d´ailleurs. Participó en el I y el II Simposio Canario de Minificción.