Equilibrio emocional - Roberto Bañuelas



Antes de jubilarse del empleo en la caótica oficina y en busca de la restauración de la salud, optó por aceptar las contradicciones de la existencia. Cuando estuvo cierto de que su mujer —veinte años menor que él— había celebrado sesiones eróticas con hombres jóvenes, quedó convencido de que la repetición de la infidelidad anulaba el estigma del engaño.

Administra, Alfonso Pedraza

ROBERTO BAÑUELAS, página Wikipedia acá




Día libre - Manuela Vicente Fernández


Doña Asunción quiere ir siempre con el mismo taxista. Guarda su número en la cartera, junto al carnet de identidad y la cartilla del seguro. Muchas veces lo llama con la excusa de ir al médico, y él le pregunta a qué hora tiene que estar en el centro de salud. A la hora que puedas, hijo –contesta ella–. Ya sabes, tengo el día entero para mí.


Tomado de la bitácora Cita en la Glorieta. Administra Javier Alonso García- Pozuelo


Manuela Vicente Fernández (Ourense, 1970)


Escribe relato breve y poesía desde niña, pero no es hasta el año 2012 que comienza a publicar en digital en blogs y webs literarias. Forma parte del colectivo literario cultural Valencia Escribe y ha publicado cuentos y microrrelatos en varios libros colectivos. Parte de su obra se recoge en revistas literarias como: Valencia Escribe (Valencia) El Callejón de las Once Esquinas (Zaragoza) Extrañas noches-Literatura visceral (Argentina) y en la revista gallega Luzes (A Coruña). He colaborado con un cuento en el proyecto Sherezade de la Universidad de Manitoba (Canadá) publicación on line que reúne cuentos de habla hispana de todo el mundo. He quedado finalista y obtenido premios de relato y microrrelato nacionales e internacionales. Actualmente publica en su bitácora personal http://wwww.lascosasqueescribo.wordpress.com y dirige el blog grupal http://www.nosotrasqueescribimos.blogspot.com.es  


 



  

Ayyy - Angélica Gorodischer


Sonó el timbre y ella fue a abrir la puerta. Era su marido.
-¡Ayyyy! -gritó ella- ¡pero si vos estás muerto!
Él sonrió, entró y cerró la puerta. Se la llevó al dormitorio mientras ella seguía gritando, la puso en la cama, le sacó la ropa e hicieron el amor. Una vez. Dos veces. Tres. Una semana entera, mañana, tarde y noche haciendo el amor divina, maravillosa, estupendamente.
Sonó el timbre y ella fue a abrir la puerta. Era la vecina.
-¡Ayyyyy! -gritó la vecina- ¡pero si vos estás muerta! -y se desmayó.
Ella se dio cuenta de que hacía una semana que no se levantaba de la cama para nada, ni para comer ni para ir al baño. Se dio vuelta y ahí estaba su marido, en la puerta del dormitorio:
-¿Vamos yendo, querida? -dijo y sonreía.


Eros y Afrodita en la Minificción. Antóloga: Dina Grijalva. Ficticia Editorial, México, 2016

ANGÉLICA GORODISCHER, página Wikipedia acá





Encuentro del tercer tipo – Carolina Cisneros Pinedo


Eran las doce. Caminaba por el centro de Lima. No recuerdo el día, pero sí que el sol quemaba. Vi aparecer a un loco, estaba vestido como si fuera un astronauta. Tenía una lata de cerveza en la mano. Tomó un sorbo y me ofreció un poco. No sabía si correr o aceptar. Mi mayor temor era contraer algún germen. Se me ocurrió ingresar al bar Queirolo y pedir un vaso descartable. Cuando regresé a la misma esquina, el loco ya no estaba. Me senté en la acera, algo triste. Eran mis últimos días en Lima y no tenía con quién brindar. La mente se me llenó de gratos recuerdos. Siempre, en el Queirolo, me encontraba con amigos para beber. Siempre caía alguien como un muerto, sea la hora que sea. Ahora me encontraba solo. De pronto, el loco volvió y se sentó a mi costado. Acerqué mi vaso y vertió un poco de cerveza. Hicimos un brindis y quedamos perdidos en nuestros pensamientos, mirando la nada.



CAROLINA CISNEROS PINEDO  (Lima, Perú, 1978)
Estudió Comunicaciones en la Universidad de Lima y creatividad en la Escuela Superior de Creativos Publicitarios (Buenos Aires). Compiló y publicó el libro 69, antología de microrrelatos eróticos, tomo II (2016). Participó con el cuento “Sincronismos del más allá” para la antología Sexo al Cubo. "Noches eléctricas" apareció en la página virtual Cuentos Peruanos Contemporáneos e  "Histeria" en la revista virtual argentina de psicoanálisis Cita en las Diagonales (2015).  Microrrelatos  suyos han sido publicados en las siguientes  antologías: 201, compilada por David Roas y José Donayre (2014), Mix Literario, Centro Cultural de la Embajada de Brasil y Eros y Afrodita en la minificción compilada por Dina Grijalva, México. Participó en el conversatorio de escritores peruanos y brasileños MIX LITERARIO (Centro Cultural Embajada de Brasil, 2013); en la Jornada Trinacional de Microficción "Borrando fronteras" (Chile, 2014); y en las Jornadas Peruanas    de Minificción.        








Mir, el hessiano - Lydia Davis


Mir, el hessiano, lamentó haber tenido que matar a su perro, lloró mientras separaba su cabeza del cuerpo, pero ¿qué más podía comer, fuera del perro? Congelándose sobre la colina, lejos de todo el mundo.
Mir, el hessiano, maldijo mientras se arrodillaba en el suelo rocoso, maldijo su mala suerte, maldijo a su compañía por estar todos muertos, maldijo a su país por estar en guerra, maldijo a sus compatriotas por pelear en ella, y maldijo a Dios por permitir que todo eso ocurriera. Luego se puso a rezar: era lo único que se podía hacer. Solo, en medio del invierno.
 Mir, el hessiano, está acurrucado entre las rocas, sus manos entre las piernas, su mandíbula sobre el pecho, más allá del hambre, más allá del miedo. Abandonado por Dios.
Los lobos han esparcido los huesos de Mir, el hessiano, llevaron su cráneo hasta el borde del agua, dejaron un tarso en la loma, arrastraron un fémur hasta su guarida. Luego de los lobos vinieron los cuervos, y luego de los cuervos, los escarabajos. Y después de los escarabajos, otro soldado, solo en la colina, lejos de todo el mundo. Puesto que la guerra todavía no había terminado.

De la revista e-Kuóreo
Administran: GUILLERMO BUSTAMANTE ZAMUDIO,  HENRY FICHER  y HAROLD KREMER


Lydia Davies

Página de Wikipedia, acá 


















Umbral - Inés Mendoza

Ordeno unos libros sobre un anaquel en una casa vacía. Alguien me observa. No me siento inquieto. Por alguna razón, me urge encontrar una ventana. Veo de repente que desde el techo al rodapié, las paredes de la casa están cubierta por huellas de cuadros. Hay marcas de todo tipo: el óvalo que dejó un retrato pequeño, el rectángulo donde posiblemente colgó un bodegón y bastantes más.
Al fin, reparo en una ventana que al parecer no se ha abierto desde hace años. Alguien respira a mis espaldas. Es una niña, pero tiene una mirada adulta, una mirada que me sobrecoge. La niña dice: «tiemblo por el ser». Entonces me asomo afuera y entiendo que el mundo lleva mucho tiempo muerto y que yo lo había olvidado.


Inés Mendoza. Objetos frágiles, Páginas de espuma, 2017

INÉS MENDOZA Página Wikipedia, acá 





Genealogía – Mario Halley Mora


Una raza más agresiva de monos expulsó de los árboles a otra raza más pacífica y conformista. La Tribu vencida se exilió de la arboleda y fue a instalarse en la llana tierra. Pero allí el pastizal era alto y tupido, y para verse unos a otros y para observar el peligro, los monos derrotados tuvieron que aprender a andar erguidos, sobre dos patas. Y fue así que sin proponérselo, los conquistadores de los árboles, partiendo del pariente más infeliz, inventaron al Hombre, que se vengaría conquistando al Mundo.

Del muro de la página de Facebook del escritor Piero De Vicari

Biografía de Mario Halley Mora acá




El fuego - José Luis Zárate

El Apocalipsis fue un anhelo, una compulsión, un amor. Sólo sabemos que, por fin, comprendimos a las polillas y la belleza irresistible del fuego.

José Luis Zárate, El fin del mundo. Manual de uso, Creative Commons, Puebla de Zaragoza, 2012


José Luis Zárate.
Página Wikipedia


Otro dinosaurio - Eduardo Berti

Cuando el dinosaurio despertó, los dioses todavía estaban allí, inventando a la carrera el resto del mundo. 


De la bitàcora El mundo visto desde mi isla 

Eduardo Berti, página de Wikipedia  acá


Sobre el racismo - Jaume Perich

En España no somos racistas. Si de un tío que trabaja desorbitadamente, decimos que «trabaja como un negro»; de un avaro, decimos que es «un judío»; de un hombre excesivamente celoso, decimos que es un «moro»; o de un individuo tonto, decimos que «le han engañado como a un chino», es porque somos un pueblo dicharachero y sin prejuicios.
Autopista. Ediciones Estela. Barcelona. 1970
Tomado de la página Un cuento al día
Administra:  CARLOS G. BARBA
Jaume Perich. Página de Wikipedia acá

Sorpresas te da la vida - Luis Ignacio Muñoz

Estaban haciendo la representación de Pedro Navajas en la tarima de la plaza principal. La mujer, vestida de rojo que representa bien su papel hace que camina por la calle llamando la atención de algún hombre. El que hace de Pedro no sabe fingirse el papel y se ve ridículo con su gabán y el pecho estirado como un  pisco. En la escena en que Pedro intenta atacar a la mujer, ella se enreda al tratar de sacar la pistola. Se angustia al no encontrarla mientras el público que llena la plaza empieza a molestarse. Dura muchos segundos que se vuelven eternos. Cuando saca la pistola ya no tiene dominio sobre el personaje y dispara sin apuntarle. Pedro se deja caer sobre el piso simulando mal.
Es entonces cuando se pone de pie el hombre mal encarado, trigueño oscuro y robusto, desenfunda un revolver de verdad y le grita, vieja imbécil, yo sí le voy a enseñar cómo es que se utiliza este instrumento.


Luis Ignacio Muñoz

Escritor de cuento y minificción y algunos intentos en la poesía. Textos publicados en las revistas colombianas Maguaré, Trans-Fugas, Hojas sueltas; varias antologías regionales  y en las reconocidas revistas especializadas en Narrativa Breve e-Kuóreo y Brevilla, 2018. Libros publicados: Reloj de Aire 2006, Cuentos para rato, 2014, Inocencia de la noche, 2016.Premio departamental de narrativas, 2016. También se ha desempeñado en la docencia como tallerista en el campo de la literatura infantil y escrituras creativas.


Cargo de conciencia - Camilo Montecinos Guerra

Me sigue a todas partes. Me espía cuando voy a la oficina, cuando estoy en el mall, en el metro, en las calles. A ratos, siento su presencia, sus pasos, su respiración, y escucho que me llama, que me habla pidiéndome que lo perdone. 
Que está arrepentido.
Que nunca fue su intención asesinarme.

CAMILO MONTECINOS GUERRA, Golpes sobre la mesa, Ediciones Sherezade, Chile, 2018


Camilo Montecinos Guerra (Arica – Chile, 1987). Profesor de Castellano. Ha publicado un libro de microficción, “Golpes sobre la mesa” (2017, Ediciones Sherezade). Además sus textos han sido difundidos tanto en medios impresos como digitales: “Antología de escritores del norte” (Sech, 2012), “Borrando fronteras”, (Ergo sum, 2014), “Lluvia de micros”, (Colectivo Córdoba Breve, 2017), revista “La Taberna de Innsmouth” (Cathartes Ediciones, 2017), sitio web “letras de Chile”, “Cuentos para el andén” y la antología de microcuento policial “Dispara usted o disparo yo”, de Lilian Elphick. Obtuvo 2° lugar en el concurso de microrrelatos “Arica en 101 palabras” los años 2012, 2013 y 2014; 1° lugar en el concurso “Déjalo ahora” el año 2015; y 3° lugar regional en el concurso “Historias secretas de nuestra tierra”, el año 2016; el año 2017 obtuvo Beca a la creación literaria del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.


Memoria - Edmundo Valadés



Cuando alguien muere, sus recuerdos y experiencias son concentrados en una colosal computadora, instalada en un planeta invisible. Allí queda la historia íntima de cada ser humano, para propósitos que no se pueden revelar.
Enfermo de curiosidad, el diablo ronda alrededor de ese planeta.

Tomado de la bitácora Ficción mínima
Administran: VIOLETA ROJO, SANDRA BIANCHI y LAURO ZAVALA

EDMUNDO VALADÉS. Página Wikipedia acá



En el ascensor - Orlando Van Bredam

Mientras bajan, él imagina lo que haría con ella si ella quisiera. Ella se imagina lo que él imagina y lo mira. Él ve con los ojos de ella lo que ha imaginado y se llena de vergüenza. Ella se lamenta, otra vez, la eterna indecisión de ambos. 


Eros y Afrodita en la Minificción. Compiladora: Dina Grijalva. Ficticia Editorial, México, 2016

Orlando Van Bredam, página Wikipedia, acá